miércoles, 14 de abril de 2010

Una anécdota de Gardel en Medellín

Un aporte de Ernesto Fernández, ernestofernandez45@hotmail.com

Gardel llega a Medellín y actúa en el Teatro Real.(hasta ahí todo normal). Al día siguiente y por tres presentaciones canta en el Olimpia (prestar atención). El escenario está ubicado en la mitad de la sala, por lo que el Morocho y los guitarristas optaron por ubicarse de costado, para no dar la espalda a ninguno de los dos sectores del público.
El Olimpia era un enorme salón en donde se pasaban películas. Para una mitad de la platea que pagaba entradas caras, el film se veía normalmente y se podía leer la traducción sobreimpresa; la otra mitad del público, los menos pudientes y a veces analfabetos, veian las imágenes al revés, ¡incluídas las letras!! Gardel cantó allí girando su perfil alternativamente hacia los dos sectores.
Armando Defineo dice que el último tango que cantó fue "Tomo y obligo", luego el final...

No hay comentarios:

Publicar un comentario